Saltar al contenido
El Habla de los Rufianes

Literatura fantástica y juegos de rol

Literatura fantástica y juegos de rol

literatura fantástica y juegos de rol

La literatura fantástica y los juegos de rol están estrechamente ligados en la medida en que lo estarían una madre y su hijo. Fue hace más de un siglo desde que Lord Dunsany escribiera Los dioses de Peganã y más de medio que Gary Gygax y Dave Arneson diseñaran Dungeons & Dragons, el juego de rol más importante de todos los tiempos. Los juegos de rol nacieron de una necesidad: adentrarse en los mundos maravillosos de las novelas de fantasía, tomar el papel de elfos exploradores y de los magos lanzadores de conjuros.

Todo acerca de la narrativa fantástica y los juegos de rol. Un compendio de artículos donde se exponen técnicas funcionales para escritores y narradores; herramientas y ejemplos de narración relacionados con los distintos géneros y subgéneros fantásticos.

El Bardo: podcast dramatizado

El vendedor ambulante del callejón te invitará a entrar en su trastienda, donde los libros de las estanterías se ciernen sobre mullidos butacones.

Si amas las historias pero lo tuyo es cerrar los ojos y dejarte transportar por ellas, te animo a que conozcas a Dragos, el Bardo. Prepárate tu bebida favorita, ponte unos buenos auriculares y deja que sea él quien te hable en la intimidad. Los sonidos empezarán a llenar tu mente mientras el Bardo se adueña de tu imaginación.

Te doy la bienvenida al podcast dramatizado, un irreverente recorrido por los libros de nuestra literatura universal.

Mis libros

escritor fantasía

Soy aficionado a construir historias y a veces hasta me las publican, terminando en las estanterías de las tiendas. Entre mis obras están las novelas, pero también soy diseñador de sistemas y ambientaciones para juegos de rol.

Actualmente me hallo inmerso en varios proyectos, la mayoría para editoriales, aunque estoy embarcándome en la autopublicación (el escritor híbrido es el futuro). Escribo fantasía, sátira y terror.

Si deseas echarle un vistazo a mi humilde catálogo estaré encantado de ayudarte en lo que necesites. Por supuesto, espero de ti que me recomiendes, me sugieras, me pidas y hasta me critiques. Estás en tu casa, de corazón.