Saltar al contenido
El Habla de los Rufianes

Canis: el juego de rol de la fauna ibérica

03/03/2021
canis: el juego de rol de la fauna ibérica

¡Vamos a hablar de Canis: El juego de rol de la fauna ibérica! Desaparecido, descatalogado, quemado en algunos sitios… Un juego de rol irreverente y arriesgado, con tono satírico y espíritu crítico, y que…

…pasó sin pena ni gloria.

Los motivos son varios. Según muchos, la logística de distribución fue inexistente, y no hubo mucha repercusión mediática, a pesar de que llegaron a hacernos una entrevista la gente de Yorokobu. El editor, un querido conocido de la región, apostó fuerte y se desvivió por el producto, pero este no logró mucho volumen de ventas. También hay que decir que fue mi primer juego, y deja bastante que desear en varios niveles.

La casa editorial se llamaba Soloediciones, que dejó de existir un par de años tras la publicación del juego. La verdad es que amé mi producto, pero la humildad debía ir por delante por ser el primero, y ayudé en todo lo que pude; ambos, editor y autor éramos nuevos en esto. De hecho, ,me volqué haciendo montajes de photoshop tan divertidos como éste.

Estas imágenes son de Icarus Empire Arts, que además es un artistazo componiendo música.

Fueron tan evocadoras que hasta me curré un vídeo promocional con Adobe After Effect. En él se transmite la idea y el principio rector del juego: su ambientación. Te sugiero que le eches un vistazo, antes de entrar en detalles ―y para reírte un ratejo conmigo―.

Ambientación

La cosa va de canis, es decir, de bajunos, de yolis, bakalas, calorros, marroneros, gambiteros, casquitos (término acuñado en el seno de mis amistades)…

La idea fue hacer una metáfora con los juegos de rol de Dragones y Mazmorras, Mundo de Tinieblas, MERP y otros cásicos. Es decir, se trata de llevar a una de estas criaturas bajo el manto paródico y divertido de los juegos de toda la vida. De esta manera, se establecían una serie de clases, «objetos mágicos», un grimorio de poderes, ¡y hasta un bestiario de criaturas! Por ejemplo, los vampiros eran la tribu urbana de los emos, mientras que las brujas eran las señoras que venden romero en las puertas de las iglesias y te echan maldiciones si no las contentas.

Las clases

Sección de personajes: fabrícate un ruinero

“Si er Moi te vasilah, tú te callah y lo asimilah”
Moisés Vera – Cani Sevillano.

Existía 7 clases en Canis: el juego de rol de la Fauna Ibérica:


Cani de la clase bardo
  • Bárbaro: “Illooo, ¿tukelapegao a mi premoh?” Depredadores instintivos, caóticos y fatales para sus enemigos.
  • Bardo: Cántico:“¡¡Aaaaaay!! que-te-via-co-gé-y-te-viá… ma-taaaauuuuuuuu”
    (Bulería). Seductores artistas, van por el mundo tocando las palmas de manera histriónica y cantando a voceríos cualquier copla que se les ronde por la cabeza.
  • Clérigo: “Hermano, no te pasará nada mientras lleves colgada la medalla de mi cofradía”. Practicantes de una fe, canalizando el poder de Dios.
  • Druida: “Mi hachís es el que da más flama de toda España, y el que me diga que no lo rajo.” En sintonía con la naturaleza, preparadores de pócimas (no preguntes), y maestros de la domesticación animal.
  • Explorador: “Móntate, conozco a alguien tiene lo que buscas.” Versátiles y ágiles, maestros del latrocinio, el callejeo y el subterfugio.
  • Guerrero: “Yo zoy el rey de mi barrio; cuando estés aquí te callas la boca.” Líderes astutos y grandes luchadores.
  • Mago: “Tío, sería aconsejable que no mezclaras esa pastilla con alcohol; podrías sufrir un fallo renal, y estarías muy jodido. En fin, dame todo lo que tengas o te rajo…”. Con apego por las ciencias, son capaces de calcular fríamente las circunstancias, aconsejando al resto del grupo y amansando las tensiones.

Las Habilidades

Otra de las peculiaridades del juego eran las habilidades. Aunque había algunas cosas comunes con el resto de juegos, también existían habilidades concretas en el mundo del cani, como «Pillar», que servía para encontrar droga de la buena.

La redacción de los grados de nivel me divertía mucho:

Pericias (INT)

Esta habilidad mide la destreza del personaje para la manipulación de objetos. Con ella sabrá el funcionamiento de las cosas, sus mecanismos, como montarlos, desmotarlos, o incluso arreglarlos.
0―Nulo: Tu madre te sigue cortando las uñas.
1―Malo: Empiezas a comprender por qué un pomo puede girar.
2―Normal: Estás en la Formación Profesional de carpintería.
3―Bueno: Puedes ganarte la vida haciendo “chapús” y otros trabajillos.
4―Excelente: Cuando se estropea el reloj de la Puerta del Sol te llaman a ti.
5―Legendario: Puedes adaptar una Sega Megadrive al formato Blue Ray con una llave inglesa.

Dos canis envueltas en un duelo (porque, sí, había reglas para esto)

Los Bajuneríos

Los bajuneríos eran los poderes del cani. Muchos de ellos estaban inspirados en las Disciplinas de Vampiro: la mascarada, aunque también había conjuros de D&D, como el cono de fuego (consistía en colocar un encendedor bajo los aerosoles de un espray).

Un ejemplo:

ABRIR PORTAL

Conjuración: Abreeee… (las palabras mágicas, por decirlo de alguna manera)
El personaje tiene el poder de seleccionar un portal de un bloque de vecinos (piso, urbanización, patio de vecinos, etc.) y abrirlo. Esto puede servir para aislarlos de algún peligro u ocultarlos de cualquier adversidad por un tiempo limitado antes de que los habitantes del lugar los transporten al plano de origen (los echen del rellano). Con Abrir un Portal, el Mago llamará en un porterillo electrónico a unos cuántos apartamentos, exclamará el conjuro y el portal se abrirá[1].
Activación: La dificultad base dependerá de la hora en la que se desarrolle la escena (ver limitaciones).
Limitaciones: Se dice que la luz solar tiene un gran poder sobre el hechizo y que, cuando los rayos del día aparecen sus poderes se van disipando, mermando los nodos de entrada a los planos a los que se quiere acceder. Por ello, para resolver la acción el jugador deberá hacer una tirada (…) cuya dificultad dependerá de la hora en la que se haga el cántico
:

(Y aquí se exponía una tabla)

[1] Aunque pueda resultar ilógico, la explicación de esto es harto sencilla: la mayoría de las familias españolas están malacostumbradas a abrir la puerta del bloque a través del porterillo cuando, al preguntar quién es, una voz parca e insulsa, de tono abúlico y con una distorsión electrónica dice apáticamente: “abreee”. Probadlo si no lo creéis.

Las Criaturas

España es una cultura muy dispar y variada. Para Canis: el juego de rol de la fauna ibérica me aportaba mucho juego a la hora de fabricar metáforas entre el sinfín de tribus urbanas con los monstruos clásicos. Entre ellos teníamos trasgos (vecinos clasistas), vampiros (emos), súcubos (puretas de discoteca), hidalgos (pijos), gules (predicadores), duendes (hippies), no-muertos (yonkis), satánicos (heavys), momias (abuelos que no paraban de darte la chapa), etc. Incluso había un apartado para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: la Guardia del Reino era la poli nacional, mientras que los corchetes eran auxiliares de la policía, ayudantes de los Caballeros Andantes (policía local).

portada bestiarium canis el juego de rol de la fauna ibérica

Vamos a poner un ejemplo para abrir boca, ¿no?

Trasgos

A veces los canis deben ocultarse en peligrosas mazmorras (…) Entre los enredados pasadizos laberínticos de una zona desconocida de un edificio en el que no deben estar existen criaturas que espían y acechan a sus víctimas desde sus escondites más profundos. Los taimados conserjes vigilan desde las columnas, mientras que las amargadas señoras en bata observan desde las mirillas de las puertas.

Cuando los trasgos se avisan entre ellos, alertando del intrusismo de los osados aventureros que se internan en sus mazmorras, ponen en marcha un plan de asalto para interceptarlos y echarlos del edificio.

(…) No obstante, aunque pocos se atreven a interceptar a las víctimas en solitario, los trasgos suelen ir en grupos amplios, además de estar regidos por un Rey de los Trasgos. Mientras tanto, suele haber un goblin (trasgo menor) llamando a la policía en secreto.

Poderes
¡Seguro que lo ha robado!

Si uno o más trasgos consiguen inmovilizar a sus víctimas, es probable que las despojen de todo objeto de valor y las retengan hasta que llegue la policía. Una vez la autoridad pertinente se encuentre en el lugar, los trasgos se inclinarán sumisos y les sonreirán de manera condescendiente, exclamando inmundos comentarios de agradecimiento revestidos de benevolencia a la autoridad. Hablarán acerca de los cautivos, de que les han pillado quebrantando las sagradas leyes de allanamiento, y que portaban objetos de valor robados. Las autoridades agradecerán con profundo desdén estas repugnantes alabanzas y arrestarán a las víctimas pasándolos a dependencias judiciales.

El libro no abandona este tono mordaz, pues incluso se reviste de crítica a lo largo de sus páginas. Una de las cosas que más me gustó redactar fue el potenciar las virtudes y los defectos de los distintos grupos sociales, sin llegar a aludir a ellos de forma diáfana. El secreto está en el humor, claro, no podía ser de otra forma.

canis: el juego de rol de la fauna ibérica, ejemplares
Algunos ejemplares de Canis: el juego de rol de la fauna ibérica

¡Ah, por cierto! Te pongo aquí la anécdota de cómo germinó la idea, un pequeño texto que también puede encontrarse en el libro. Fue gracias a una conversación con el tipejo este, que es una máquina de fabricar ideas molonas, y que ahora tiene un canal de Twitch de videojuegos que lo está petando.

Corría una tarde fría de invierno, cerca de unos terrenos llenos de escombreras, casi a las afueras de la ciudad. Khanatos y un servidor nos dirigíamos prestos a su casa, mientras hablábamos de juegos de rol cuando, sin previo aviso, un cani salió de entre unos juncos y se nos quedó mirando con rostro circunspecto. Al doblar una curva que describía el camino vimos otro, mucho más grande y sin camiseta; tenía un aire amenazador y portaba un palo en la mano derecha.
—¿El que ha salido de ahí sería un explorador? —comenté con voz queda.
—¿Y el del palo? —continuó Khanatos—, debe ser un bárbaro.
—Creo que el palo es una maza +3.
—¿Y las cadenas de oro un amuleto mágico? —sentenció.

Abandonamos el páramo sin incidentes y con los corazones compungidos, pero comprendimos que ese hito fue el nacimiento de una idea que, en los meses siguientes, se convertiría en uno de los juegos de rol más épicos de nuestra historia.

Diciembre de 2011. La Línea de la Concepción

El futuro de Canis: el juego de rol de la Fauna Ibérica

La verdad es que me gustaría mucho volver a editarlo, quizá por mi cuenta, y ponerlo a precio de voluntad (llegando incluso a la gratuidad, ¿por qué no?). El manual contiene bastantes cositas pendientes de revisar, y el sistema es propio; no descarto meterle la OGL de Dungeons si llega el caso, o subirlo a pelo en mi sección de ayudas de juego. Ya veré…

No obstante ahora estoy inmerso en proyectos más ambiciosos y esto quedaría lejos. También es cierto que muchas de estas imágenes, a pesar de rular hoy día por la web, deberían ser adquiridas de nuevo, y no sé si quiero sufragar el gasto. Creedme, hay muchas imágenes geniales que captan toda la esencia de nuestra realidad.

¿Tú qué opinas? ¿Echarías unas risas con esta ruindad? Coméntame algo, anda, o al menos comparte el enlace. Si la parece bien a la gente me enrollo y regalo un tomo descatalogado que tengo por aquí.

Te dejo, para despedirme, unos cuantos montajes más.

¡Un abrazo!


canis: el juego de rol de la fauna ibérica, rosseau
canis: el juego de rol de la fauna ibérica, nishe
canis: el juego de rol de la fauna ibérica, coelho