Saltar al contenido
El Habla de los Rufianes

Cuando conocimos a Frodo y el Anillo Único: Aniversario de La comunidad del Anillo

29/07/2020
frodo y el anillo

Guardo en mis estantes, sobre una posición elevada pero al alcance de la mano, un libro que valoro por encima de la mayoría. Tiene el lomo desgastado por los años de manoseo; sus páginas están amarillentas; posee el característico olor de la veteranía. En este libro se cuenta la historia de una odisea. Pues fue la Ilíada y la Odisea lo que  Tolkien volvió a poner de moda cuando un 29 de julio viera la luz el primero de los libros de El señor de los anillos. El título de esta primera entrega fue presentada por la editorial George Allen & Unwin como La comunidad del Anillo, y en sus páginas se cuenta la historia de un hobbit: Frodo, hijo de Drogo, portador del Anillo único.

Frodo y el viaje del héroe

¿Y qué podemos esperar del hobbit Frodo Bolsón? El frágil y débil mediano, en apariencia, se nos pone en escena con el encargo más peligroso y delicado de su tiempo. Llevar a la boca del lobo el Anillo Único, un arma de poder tan extremo que pondría en peligro a toda la Tierra Media si cayera en manos del enemigo.

Analicemos al personaje desde la perspectiva de una de las teorías de la narrativa con más peso en nuestros días.

Frodo y el viaje del héroe

Joseph John Campbell, reconocido mitólogo y escritor, regaló al mundo de la narratología una de las mayores aportaciones que tenemos. Su teoría del monomito, o viaje del héroe, permitió a generaciones posteriores estructurar los maravillosos cuentos que nos han llegado a través de la televisión, el cine y, sobre todo, la literatura. El viaje del héroe es un compendio de etapas, un análisis de las historias y los mitos antiguos: nos estructura los pasos que sufren los protagonistas de nuestras historias. Esto es lo que verdaderamente hace que los protagonistas se acerquen a los espectadores para susurrarles que están junto a ellos. En otras palabras, el monomito ayuda a hacerlos creíbles, a los héroes y a su historia.

viaje del héroea aplicado a frodo.png

Este es un resumen de las etapas que debe pasar el héroe. En negrita las fases que veremos con Frodo y el Anillo:

  1. El mundo ordinario
  2. La llamada a la aventura
  3. Rechazo de la llamada
  4. Encuentro con el maestro
  5. Cruce del primer umbral
  6. Pruebas, aliados y enemigos
  7. Acercamiento
  8. Prueba suprema
  9. Recompensa
  10. El camino de vuelta
  11. La resurrección
  12. El regreso

J. R. R. Tolkien perfiló el personaje de Frodo de una forma muy cercana al monomito. Desde que es alentado a salir de su hogar hasta que llega más allá de las fronteras del país de los Gamos, Frodo, hijo de Drogo, cruza el primer umbral del monomito en una de las historias de fantasía más aclamadas de los últimos sesenta años.

Frodo y el mundo ordinario

Como todo hobbit, Frodo muestra una actitud sencilla y discreta en la segunda ciudad más grande de la Comarca: Hobbiton. A pesar de disfrutar de los dichosos albures de vivir en el idílico país de los medianos, Frodo es desde un principio visto como alguien peculiar entre su misma gente. Es de carácter fuerte y parece estar tocado por la magia de los elfos. Tal peculiaridad es uno de los rasgos que Tolkien dibujó en Frodo, que hasta incluso habla el quenya, una especie de latín entre los elfos:

 «…Elen sila lúmenn’ omentielmo, una estrella brilla a la hora de nuestro encuentro ―agregó en la alta lengua de los elfos.

―Cuidado, amigos ―rio Gildor―. No habléis de cosas secretas; he aquí un conocedor de la lengua antigua. Bilbo era un buen maestro (…)».

Extracto de La comunidad del Anillo donde Frodo y compañía se encuentran con Gildor, el elfo, que lleva a cabo una de las marchas hacia el Oeste.

Bilbo y Frodo también gozan de fama de aventureros ―es decir, gente rara entre los hobbits―. Hace varias décadas el tío Bilbo abandonó su hogar y no volvió hasta un año después, cargado de bultos. Su nivel de vida se vio incrementado, lo que indica que los Bolsón tenían una gran fortuna.

mordor, el periplo de frodo y el anillo.png
Mordor, el destino de Frodo y el anillo

Pero su tío trajo algo más valioso que el dinero cuando regresó de su aventura. Frodo conoce  bien el apego que Bilbo tiene por un anillo de oro liso que guarda siempre cerca de él. Este es el anillo de Sauron, el Señor Oscuro de Mordor (el Señor de los Anillos). Sin embargo, ninguno de los hobbits sabe los secretos tenebrosos que tal insignificante joya guarda en su interior. «Un anillo para gobernarlos a todos», la inscripción que contiene el Anillo Único, cobrará un terrible significado.

La llamada a la aventura

Gandalf, el mago gris, sí parece saber algo acerca del Anillo de Frodo. En el comienzo de La Comunidad del Anillo, el Peregrino Gris ha escudriñado de cerca información acerca de la joya, focalizando su atención enteramente en ella. El último paso de su investigación lo inicia en el mismo momento en que Bilbo deja en herencia el Anillo a su sobrino Frodo. El protagonista de esta historia lo custodiará durante diecisiete años, hasta que el mago Gandalf vuelve a la comarca con la última pieza del puzle.

frodo y el anillo con gandalf
Gandalf disuado a Frodo de llevar el Anillo fuera de la comarca

«La sombra del pasado» es el capítulo en el que el mago relata al mediano todo acerca del Anillo y la historia de Sauron. Es un volcado de exposición, pero brillantemente hilado; nos atrapa hasta el punto de que querer conocer más acerca de la Tierra Media. Frodo pasa aquí a tener un papel pasivo; únicamente, Tolkien pone las cuestiones que el lector se plantea en los labios del hobbit.

Sentados frente a las llamas del hogar, el mago advierte del grave peligro en que se encuentra Frodo y su vida al poseer el Anillo. Los servidores del Señor Oscuro están buscándolo, y no pararán hasta dar con él. Frodo debe marcharse de la Comarca.

Rechazo de la llamada

Antes que abandonar la Comarca Frodo insta al mago Gandalf a tomar el Anillo Único. No le hace gracia la idea de irse de su hogar de Hobbiton, y por ello alude a la sabiduría y el poder de su amigo.

«―¡No, no!­ ―exclamó Gandalf, incorporándose―. (…) ¡No me tientes! Pues no quiero convertirme en algo semejante al Señor Oscuro».

Extracto del capítulo «La sombra del pasado», donde Gandalf reniega del Anillo.

Las disertaciones de Frodo salen a la luz junto a sus miedos:

«Esto significa exiliarse, escapar de un peligro a otro (…). Supongo que he de partir solo si decido irme y salvar la Comarca, pero me siento pequeño, y desarraigado… y desesperado. (…)».

Con el rechazo de la llamada a la aventura Frodo muestra al lector que es un personaje apegado a su zona de confort. Es realista, es cercano y creíble. ¿Acaso abandonaríamos, cualquiera de nosotros, la paz y el placer de la vida asentada para desviarnos por el sendero del peligro?

La ayuda sobrenatural

Gandalf deja en manos de Frodo la decisión final de huir con el Anillo. El mago no tomará el objeto maravilloso, pero prometerá al hobbit ayudarle a soportar la carga. Días después le dará una buena noticia:

«Gandalf partió al amanecer.

―Volveré un día de estos ―anunció―. Como máximo estaré de vuelta para la fiesta de despedida. Después de todo, quizá necesites que te acompañe».

La seguridad de Frodo Bolsón se ve incrementada, aunque dura poco: se tambalea en cuanto Gandalf deja de dar señales. Todo cuanto sabe de su próximo encuentro con el mago es que se verán, llegado a un caso extremo, en la posada de El Poney Pisador, en el país de Bree. Se trata de una región en la que conviven la raza de la gente grande y los hobbits; el siguiente paso de Frodo, por tanto, es hacer de tripas corazón y salir al mundo exterior.

Cruce del primer umbral

Así llegamos al primer punto de giro de la estructura de Joseph John Campbell, donde Frodo decide partir con el Anillo hacia el mundo exterior. Con el pretexto de hacer una mudanza, para no levantar sospechas, el amigo de Frodo, Samsagaz Gamyi, y un primo lejano llamado Peregrin Tuck, inician el traslado de la propiedad evitando los caminos del todavía seguro país de la Comarca. Mientras tanto, otros dos de sus amigos: Meriadoc Brandigamo y Fredegar Bolguer, los encargados de transportar los muebles de la casa, se encontrarán con Frodo y compañía en la región de los Gamos, al este de la Comarca, donde terminarán la supuesta mudanza en una casa apartada y solitaria.

La cohartada es plenamente satisfactoria, y en la soledad de los Gamos hacen una reflexión última sobre los peligros a los que Frodo está a punto de enfrentarse. Dado que Frodo determina la imposibilidad de tomar la carretera principal hacia Bree con fin de no encontrar al enemigo, comenta su intención de cruzar otro camino alternativo a través de un bosque al que nadie se atreve a aventurarse. Exceptuando Fredegar Bolger, que rechaza de pleno atravesar el bosque, sus otros tres amigos: Samsagaz, Peregrin y Meriadoc, persisten de forma contumaz en no dejarle solo. Los pies de Frodo se ponen en marcha en un periplo que durará más de un año.

frodo y el anillo salen de la comarca

Aquí se desarrollaría el siguiente paso de la estructura del viaje del héroe, donde los amigos asientan la primera piedra de La Comunidad del Anillo, y donde los peligros y los enemigos se declaran en el mundo hostil al que Frodo ha decidido adentrarse.

La evolución de Frodo

No voy a hacer un análisis de los otros puntos del monomito, dado que su desarrollo va más allá de La comunidad del Anillo. Eso voy a dejar que los descubras tú, amigo o amiga, dado que la intención de esta entrada es alentarte a leer el libro. Merece muchísimo la pena conocer a Frodo, hijo de Drogo. Olvida lo que has visto en las películas, si las has visto. Frodo es un personaje fuerte, con actitudes más allá de la comprensión de los hobbits corrientes. No solo es un portento de inteligencia y sabiduría; su coraje es inconmensurable.

Tolkien era de convicciones profundamente cristianas, cosa que influenció a la hora de construir la Tierra Media y sus personajes. El maniqueísmo y la tentación del pecado son elementos recurrentes, y pilares fundamentales a la hora de entender el desarrollo de la historia de El señor de los anillos. Frodo es el tentado y el Anillo el objeto de su tentación. En una carta dirigida a Michael Straigth, Tolkien admitió el fracaso del hobbit, pero recalcó bien el castigo que ello conllevaba.

Sobre el desenlace de este intento de santificación del protagonista por parte de Tolkien hablaremos otro día. Por tu parte, ¿por qué no te animas a leer esta obra maravillosa? Y si ya la has leído ¿por qué no expones tu punto de vista?

Espero noticas tuyas al otro lado de Delagua. Un abrazo desde mi smial y, si te ha gustado, puedes descargar este artículo dramatizado desde el podcast. No olvides suscribirte; además de hacerme feliz, me ayuda a seguir con esto.