Saltar al contenido
El Habla de los Rufianes

Historia de horror fantástico: ‘Bosque’, de Lola Llatas

11/09/2021
historia de horror bosque lola llatas portada

Pocas veces se nos da la oportunidad de sumergirnos en las mismas tinieblas, en una buena historia de horror. Hablo de aquellos lugares inhóspitos donde se nos invita a conectarnos con los más deleznables personajes, como es el caso de nuestra novela de hoy. Pues es precisamente lo que ocurre con la última historia de Lola Llatas: Bosque, una novela oscura en la que tendremos que asistir a la vida cotidiana —y miserable— de la bruja Candena y su familia.

Ya dije en otro artículo que en materia de terror prefiero lo clásico, pero a veces te sorprendes con la calidad que tenemos en nuestra tierra, en tiempos actuales. Esta es la segunda vez que me pasa en tan poco tiempo, y por eso merece una entrada en el Habla de los Rufianes.

Vamos allá.

historia de horror bosque lola llatas

Argumento del libro

Nos asomamos a la vida privada de Candena, una bruja proterva y desdichada que vive en el interior de un bosque maldito, un santuario silvestre en el cual su alma está atrapada para siempre. Mustiada y envilecida por una vida de tormentos, Candena no sólo es presa de la maldición que arrastra desde su juventud, sino que sus emociones se desgarran por el leitmotiv de la obra, provocándole un dolor insoportable: las decisiones de su propia familia. La escritora nos presenta entonces un elenco de personajes que ponen la piel de gallina no sólo a los personajes secundarios de la trama, sino al propio lector.

Escrita con un estilo ágil y evocador, Lola Llatas nos toma de la mano por una historia de horror que nos sitúa en la otra cara de la moneda: ahora convivimos entre la oscuridad, del lado de la gente maldita y execrable.

A medida que la trama avanza, los hechos se retuercen sin paliativos, mientras una potente relación de personajes se va tejiendo y creando conexiones que se deshilachan y se remiendan con los hilos de crueldad. Los resultados se van haciendo cada vez más devastadores y macabros, hasta el punto en que los momentos dramáticos del libro son sólo una anécdota más en el cuadro de terror que se nos presenta; una pincelada habitual del paisaje que se normaliza con un ritmo de lectura ágil y evocador.

También merece la pena hacer mención a la portada, que es de Laia Baldevey; la ilustración conecta bien con el tono, mostrando lo que a mi juicio parece «el Nido», el lugar donde la bruja hace sus rituales macabros. De hecho, compré el libro por las sensaciones tenebrosas que me transmitió su portada.

Con respecto a la historia, sabes que no diré mucho más para no destriparla, pero resumiré que podemos encontrar en ella tanto terror como amor, traición, celos, envidia y violencia, todo embadurnado con una pátina de desdicha que pesa en el ambiente de forma sutil.

La necesidad de la bruja española

La novela es genial, una historia de horror original y bien estilada, pero echo de menos una cosa en este tipo de figuras de la brujería: adaptarlas a nuestro folclore. Se presenta la bruja clásica como el arquetipo de mujer maligna que ha hecho un pacto con el diablo, un ser agreste y solitario que comparte los mismos rasgos con la bruja anglosajona. Sin embargo, poca literatura he visto acerca de la xana o la guajona, brujas específicas de nuestro folclore español que se han perfilado según las necesidades de nuestra cultura.

¿Qué te parece? ¿No crees que alguien debería animarse a explorar estos personajes de nuestra tierra?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *